Menú Cerrar

Las mujeres y las personas menores de 30 años son quienes sufren más deterioro en su salud durante el confinamiento, según el estudio de la Escuela Andaluza de Salud Pública

ANDRÉS CABRERA-Escuela Andaluza de Salud Pública

Así lo traslada en la Onda Local de Andalucía Andrés Cabrera, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública y una de las personas que está trabajando en este proyecto

Las mujeres y las personas menores de 30 años han percibido un deterioro de su salud en el confinamiento. Es una de las conclusiones que se pueden extraer de un estudio realizado por la Escuela Andaluza de Salud Pública. Se trata de la segunda medición de la Encuesta Sanitaria y Social de Hogares sobre salud, hábitos y condiciones de vida de la población andaluza durante la pandemia. Entre abril y julio se han realizado dos mediciones, con un mes de diferencia entre una y otra. También se prevé realizar una tercera para el mes que viene. Los primeros resultados muestran que la cuarentena está impactando negativamente en la salud sobre buena parte de la población, especialmente en indicadores como bienestar emocional y en grupos de población como los de mujeres y jóvenes.

En las próximas semanas se obtendrán los resultados definitivos de la segunda medición que realiza la Escuela Andaluza de Salud Pública. Se va a profundizaren ellos según sexo y edad. Al igual que en factores asociados al empeoramiento o la mejora de la población andaluza en su salud y bienestar emocional. Hacemos lectura de las causas de estos primeros resultados y su incidencia en determinados grupos de población.

Primeros resultados

Los resultados preliminares de la segunda medición de la encuesta muestran que el 0,8 por ciento de la población andaluza mayor de 16 años afirmó haber sido diagnosticada de covid-19, mientras que el 13,3 por ciento refirió conocer en su entorno alguna persona diagnosticada. En ambos resultados no se observaron diferencias estadísticamente significativas entre mujeres y hombres.


Reproducir

Compartir

Relacionado