Menú Cerrar
parlamento

Aprobados los Presupuestos andaluces para 2024

Unas cuentas que generan seguridad y estabilidad política, según Carolina España

El debate final de los presupuestos se ha reanudado esta mañana con la industria y la energía como protagonista. La portavoz adjunta de Por Andalucía, Esperanza Gómez, ha defendido la necesidad de que Andalucía apueste por las energías verdes, con un nuevo modelo económico con la sostenibilidad y el medio ambiente como pilares. Vox se ha mostrado muy crítico con la política industrial y energética de la Junta de Andalucía. El portavoz adjunto del grupo parlamentario, Rodrigo Alonso, asegura que las acciones del gobierno están orientadas a interés europeos y globales, con el cierre de centrales térmicas y la falta de ejecución de planes para la reinserción laboral de los trabajadores de estas plantas.

El PSOE andaluz ha resaltado la falta de ejecución de los fondos destinados a la industria y la energía. El parlamentario socialista, Manuel Enrique Gaviño, ha criticado la dependencia de fondos europeos y provenientes del gobierno y cifra en un 30% el descenso de las partidas en el presupuesto para 2024. Asegura que solo el 10% de los fondos europeos destinados fueron ejecutados por la consejería.

El Partido Popular ha defendido la gestión del gobierno andaluz. La parlamentaria del PP, Julia Ibáñez, asegura que Andalucía está contribuyendo al crecimiento industrial de todo el país y que el gobierno está apostando por la estabilidad y la reindustrialización de la comunidad.

Como era previsible, el Gobierno central también ha estado muy presente en el debate. Para lo bueno y para lo malo. El diputado socialista Víctor Torres ha ensalzado las inversiones del Ejecutivo de Pedro Sánchez en materia municipalista a través de la financiación local. Algo que choca, dice, con los fondos que destina la Junta de Andalucía a la Patrica en estos presupuestos. Por su parte, Daniel Castilla, diputado del grupo popular, le ha afeado al PSOE que siga en una actitud confrontadora y que obvie los peligros que tendrá para Andalucía los pactos del Gobierno central para que Pedro Sánchez continuara en la Moncloa.

Antes de la votación, los grupos han realizado una última intervención a modo de resumen. Desde Por Andalucía, la portavoz Inmaculada Nieto considera que estas cuentas no son históricas, tal y como defiende la Junta de Andalucía. Cree que con estos presupuestos no se puede revertir la situación precaria que sufren miles de personas en nuestra tierra. Desde Vox, la diputada Cristina Jiménez critica que estas sean unas cuentas ideológicas que no van en la dirección correcta para mejorar los indicadores socioeconómicos de la comunidad. En ese sentido, recuerdan que las más de 600 enmiendas presentadas por su grupo tenían precisamente ese objetivo, pero solo se han aceptado 11 de ellas.

En el resumen final, la diputada socialista Alicia Murillo, se ha referido a la apuesta en la sombra por la privatización de los servicios públicos. Algo que, ha dejado caer, puede estar relacionado con la dimisión del secretario general de Presupuestos, Gastos y Financiación Europea, Enrique Rodríguez Varo, cuyasalida coincide con la celebración del pleno en el que se aprueban los Presupuestos de la Junta. También afea que el presidente de la Junta no haya participado en la sesión plenaria. El diputado popular, Pablo Venzal, pide verdad al grupo socialista porque su intención con las enmiendas parciales era subir los impuestos a los andaluces de forma indirecta, ya que su aceptación supondría un aumento del gasto. En concreto, 10.051 millones de euros.

Tras finalizar estas últimas intervenciones, se ha producido la votación que ha dejado, como era previsible, un apoyo a los presupuestos andaluces para 2024 gracias a la mayoría absoluta del PP en la Cámara autonómica.

Compartir

Relacionado