Menú Cerrar
camp andaluz concentracione

El campo toma la calle

Foto: Diario de Sevilla

Las organizaciones agrarias han iniciado hoy su calendario de movilizaciones

Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias han salido unidas hoy en lo que ha sido el pistoletazo de salida a su calendario de protestas contra las políticas de la Unión Europea y la gestión de la sequía. Cristóbal Cano, secretario general de UPA en Andalucía, valora las movilizaciones como históricas.

Estos cortes programados y autorizados se han producido en el Puerto de Motril (Granada), en Jaén, Málaga y Sevilla, siendo estas dos últimas las provincias con las afecciones al tráfico más importantes al concentrarse los tractores y agricultores en las principales vías de acceso a las capitales malagueña e hispalense, respectivamente. Miguel López, secretario general de COAG en Andalucía, insiste en que todas estas razones están expulsando a los agricultores y los ganaderos del campo.

En este extremo coincide también Jaime Martínez-Conradi, director general de Cooperativas Agro- alimentarias de Andalucía, quien añade la necesidad de aprobar un plan hidrológico nacional e impulsar infraestructuras que garanticen el suministro. Recuerda que, de ellos, depende la soberanía alimentaria.

El presidente de Asaja-Andalucía, Ricardo Serra, ha explicado, en la protesta en la A-4 a la altura de Carmona (Sevilla) que lo de hoy es un llamamiento a la unidad y a la eficacia. Espera seguir teniendo el apoyo de la población.

Recordamos que las organizaciones convocantes piden con estas manifestaciones la eliminación de la burocracia y del cuaderno digital, así como soluciones a los precios de los productos y a la venta por debajo de costes. Asimismo, los agricultores exigen «control efectivo y las mismas reglas de juego» para productos de países terceros, y que no se «venda el campo» en los acuerdos internacionales. También reclaman soluciones ante la sequía y la retirada de las políticas medioambientales «que asfixian la actividad diaria». Por último, el sector agrario pide una partida presupuestaria de 1.500 millones de euros para los distintos sectores y cultivos en crisis, además de compensaciones en materia fiscal y laboral para agricultores y ganaderos.

Compartir

Relacionado